Relaciones con los suegros

Relaciones con los suegros

Los suegros. Todo un tema para aquellos que emprenden la titánica tarea de comenzar a agradarles a los padres de la pareja. No es nada sencillo, pero tampoco imposible.

Hay que saber que usualmente cuando se trata de una novia, el difícil suele ser el padre de la joven, mientras que la madre si somos un tanto simpáticos ya la tendremos en el bolsillo en menos de un mes. Cuando se trata de conquistar a los padres del muchacho, el objetivo es la madre (especialmente si el chico es bastante pegado a ella).

No obstante no hay que perder la calma, puesto que si nos ponemos nerviosos, transpiramos, balbuceamos o incluso tartamudeamos, no daremos nunca una buena impresión, sino todo lo contrario: débiles e inseguros. Nadie querrá un futuro yerno o una nuera que sea de esta manera.

relaciones suegros

Principios y consejos básicos para ganarse a los suegros y suegras: aprender siempre sus gustos. No hay nada peor que comenzar a opinar de algo que va totalmente en contra de sus gustos (especialmente musicales, artísticos, deportivos o incluso políticos). Una buena manera es preguntárselo a tu novio/a y saberlo de antemano. Para ganar puntos rápidamente, sería bueno llegar de vez en cuando con algún regalo -no hace falta que sea demasiado caro, es solo una atención-.

Otro punto a tener en cuenta: no estar todo el día pegado a tu novia/o frente a ellos, se pondrán celosos o les molestaŕa. Evita situaciones incómodas, si tienes ganas de besar a tu pareja encuentra un rincón apartado de la casa o del jardín. Por el amor de todos los santos, olvídate de manosear o rozar “disimuladamente” en zonas comprometidas a tu pareja, delante de ellos. No son tontos. Ellos saben que te acuestas con su hija/o, (nuca te lo van a decir), pero prefieren no imaginárselo ni pensar en eso. Recuerda siempre estar presentable (minimo bañado) y ser amable en todo momento.

Sin Comentarios

Deja tu comentario