El mito del chamuyo argentino

El mito del chamuyo argentino

Si hay algo que caracteriza a nuestros hermanos latinoamericanos, los argentinos, es lo que ellos llaman el “chamuyo”. Este término, proveniente del lunfardo, se utiliza para denominar todo engaño, mentira o falso alago para tratar de conquistar a una mujer (aunque actualmente también se lo utiliza como sinónimo de la palabra mentira). Cuando alguien miente sobre una cosa se le dice “chamuyo”. Hay diccionarios que lo definen como una palabrería que tiene el propósito de impresionar o convencer. No obstante y como ven, en ningún lado aclara que sea  una total verdad o mentira lo que se dice.

Bien, la cuestión es que muchas españolas han viajado a la Argentina y han vuelto impresionadas sobre el poder que tienen los hombres argentinos para hacer caer a una señorita en sus brazos. Se dice que tienen una lengua filosa y bastante rápida. El secreto de la mayoría, es la simpatía y la determinación. Es parte de la manada masculina argentina, y no se da en otros lados del mundo. Según ellos, existen diferentes estrategias para abordar a una “mina” (sinónimo argentino para chavala o tía) pero lo que más funciona es poseer dinero, mucha simpatía y labia, es decir la gracia en el hablar.

Aquí hay un monologo argentino en el cual se estereotipa a dos clásicos “chamuyadores” que piensan y analizan su estrategia para encontrarse con dos señoritas, pero todo termina yéndose al garete, en una conversación muy graciosa.

Te gustó el artículo?
Share the Love
Mantente actualizado!

Sin Comentarios

Deja tu comentario