Conocer el amor, en línea

Conocer el amor, en línea

La web se ha convertido en uno de los mayores lugares elegidos, a la hora de encontrar pareja o citas. Hoy en dia existe una gran demanda de portales y sitios dedicados a este servicio, así como aquellos portales orientados a unir personas con perfiles específicos, de acuerdo a sus gustos, su vida, sus estudios, sus relaciones, etc. Es por ello que gracias a Internet, se han abierto las fronteras del amor para cualquiera, una tarea que no siempre fue sencilla. Las ventajas que proporcionan este tipo de sitios es el anonimato así como los sistemas de filtros de búsquedas de candidatos son algunos de los puntos mas fuertes de la red que animan a los cibernautas a entrar en el mundo del dating en línea.

Por suerte hoy en dia, los portales asociados a conocer gente en línea, están perfectamente aceptados por la sociedad, de modo que es un recurso muy utilizado. La gente se pregunta que si uno ya compra libros por internet, organiza un viaje y hasta opera sus cuentas bancarias a través de internet, como no irían a conocer al amor de su vida en línea.

amor en linea

Según una encuesta realizada a nivel mundial en muchos sitios de citas on line, la mayoría de los participantes buscan el amor definitivo en estos portales, además de que poseen un promedio de 30 años y un nivel socioeconómico entre medio y medio alto. Entre los portales mas excéntricos se encuentra “millonairecupid.com” dedicado a las personas que gozan de un alto nivel adquisitivo.

También existen sitios dedicados a personas que desean vivir lo que se llama amores platónicos, un romance liberado de las presiones y complicaciones del dia a dia.

Así mismo, se esta siendo cada vez mas popular los sitios dedicados a los mayores de 40 años, dado el gran índice de divorcios que existe hoy en dia, así como sitios para los techis, los maqueros, aquellos amantes de la comida cruda, etc. En fin, dependiendo de los gustos de cada uno, es que la web tiene su nidito de amor en particular.

Sin Comentarios

Deja tu comentario